jueves, 7 de mayo de 2009

Editorial (6/5/09): El erotismo


Regresamos al estudio después de rular por el municipio en busca de su compañía. Pero hoy nos reencontramos en casa en esta pecera estupenda que me recuerda que siempre nado fuera del agua. Probablemente es lo que más me enorgullece. Nadar en el agua debe ser muy fácil…
Para nadar fuera del agua en el interior de una pecera y con el impulso de las ondas voy a intentar asirme al tablón de la seducción. Sí, lo que oyen, la seducción.
¿A qué todos se han parado inconscientemente y han abierto los ojos un poquito más a modo de pantalla de cine? Pues aproveche suba el volumen porque el editorial de hoy tiene la doble llama de Octavio Paz, el amor y el erotismo. Pero estas letras se fijarán en el erotismo. Porque probablemente en el erotismo encontramos la Eva de la Literatura, la clave de la seducción y el amigo fiel de la imaginación. El erotismo es una necesidad existencial como lo es la ficción. La imaginación es talismán y refugio que permite crear el erotismo y la ficción para “protegernos” de la soledad destructiva. Decía Octavio en “La llama doble: amor y erotismo”
“El agente que mueve lo mismo al acto erótico que al poético es la imaginación. Es la potencia que transfigura al sexo en ceremonia y rito, al lenguaje en ritmo y metáfora”. (ob. cit. p.10)
Y sentencia que la sexualidad, el erotismo y el amor son tres caras de una misma realidad donde el sexo es la fuente primordial. De estas tres expresiones de la vida, el sexo funciona como “el centro y el pivote de esta geometría pasional”:
Y así, rescatando la doble llama, sentencié que ésta, la radio, además constituye, sin duda, el medio de comunicación más erótico porque no es explícito como la televisión, ni necesita predisposición como la prensa. La radio es capaz de sugerir y seducir sin darte cuenta. Dos palabras que comienzan con la letra más erótica del abecedario, quizás por sus curvas, la s. (Sugerir y seducir)
Vamos a intentar sugerir con un texto rescatado de algún libro:
Jugaba con el pelo ( sí es cierto que el pelo es quizás el recurso más simplón para mostrar carga erótica, pero escuchen)
El juego entrelazado de sus dedos con el pelo provocaba un sonido melódico imperceptible por el oído pero estimulante cuando se escuchaba con los ojos. Parecía leer, pero lo cierto es que su cabeza dibujaba el último beso entre el alboroto de las letras que bailaban ante sus ojos. Sintió la necesidad de cruzar las piernas. Abrió el bolso, la pitillera, el escote y después de humedecer sus labios encendió el cigarro. Sorbo de vino, humo, vicio y entones relajó sus labios y suspiró
Espero que su imaginación haya entrado en este juego erótico de este editorial de hoy con doble llama y con la paz de don Octavio.
Están escuchado Recovecos y les habla Natalia Guillén
Despedida

Y así con el erotismo de la radio cerramos estas dos horas de programa porque estimula la imaginación y porque copula con la literatura. Con el aullar de estas palabras de Valente cerramos:
“Como se abría el cuerpo del amor herido
como si fuera un pájaro de fuego
que entre las manos ciegas se incendiara
No supe el límite.
Las aguas
podían descender de tu cintura
hasta el terrible borde de la sed,
las aguas."

A ti la voz debida.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Excelente! si señora, ¡magnífica! la seducción en la radio, haciendo abrir los ojos además de los habituales oidos para escuchar y ver más claro, no más alto.


Buen comienzo y despedida.
Ángeles.

javier dijo...

Hola Natalia:

Ayer disfruté el programa en directo, desde los estudios, con toda la gente de Recovecos, por el magnífico ambiente que se respira en esas dos horas Sugerentes, Seductoras, Semanales, Simpáticas, Sabias, Sensibles, Sanas, Semánticas, Singulares, Sorprendentes, Sutiles, Sabrosas, Sonoras... ¡Me gusta la S! Hoy he escuchado el programa con más calma, deleitándome en la contemplación de un espacio formado por recovecos, plural y abierto. Qué delicia.

Gracias por tus comentarios y tu apoyo a Mar de Nadie. Sabes que también es un espacio tuyo.